El presidente ruso, Vladímir Putin, ha solicitado al Ministerio de Defensa que investigue un extraño incidente en una montaña en Siberia, que se derrumbó por completo por razones desconocidas. El inesperado colapso de la montaña bloqueó un río en Krai de Jabárovsk y Óblast de Amur, lo que provocado el riesgo de inundaciones en las poblaciones cercanas.

El ejército ruso está trabajando parar retirar lo antes posible los escombros del río para reducir las posibilidades de una posible gran inundación. Pero este extraño incidente ha llevado a algunos teóricos de la conspiración a asegurar que el inesperado derrumbe de la montaña podría deberse a un accidente OVNI.

“El colapso ha ocurrido en la remota región de Siberia”, explicó Tyler Glockner, responsable del popular canal de YouTube ‘Secureteam10’. “Vladímir Putin ha pedido al ejército que investigue el incidente en medio de sugerencias que podría haber causado debido al impacto de un OVNI. Este evento, como lo llaman, provocó una caída masiva de rocas, que bloqueó un río cercano, causando riesgo de inundación en las poblaciones cercanas.”

Glockner reveló que en el video difundido por los medios estatales rusos se puede apreciar como un gran objeto podría haber impactado en la montaña y haber causado enormes grietas. Y parece ser que Glockner no está solo en su creencia, muchas personas aseguran que el colapso de la montaña es el resultado del accidente de una nave espacial extraterrestre. Aunque también hay quien cree que estos incidentes son claros ejemplos de las consecuencias del cambio de polos magnéticos de la Tierra.

Sin embargo, jefe del distrito de Verkhnebureinsky, Alexey Maslov, ha revelado que las autoridades rusas están tratando de descubrir el origen de tal misterioso incidente.

“Estamos tratando de encontrar la explicación para este incidente”, dijo Maslov, en declaraciones recogidas por el tabloide británico Daily Express. “Insisto en que fue un meteorito”.

Pero el profesor Dave Petley, vicepresidente de Investigación e Innovación de la Universidad de Sheffield, Inglaterra, descartó que fuera un meteorito y dejó claro que había una grieta preexistente en la montaña. También agregó que este incidente ha sido inesperado y advirtió que tales deslizamientos de tierra pueden volver a ocurrir. Pero no deja de ser curioso que Siberia se haya convertido en los últimos años en una “diana” para las rocas espaciales. En 2013, explotó un supuesto meteoro sobre la ciudad de Cheliábinsk, la capital del óblast de Cheliábinsk.

Y décadas antes de este suceso, el llamado evento Tunguska arrasó 2.000 kilómetros cuadrados de un bosque en una zona remota de la tundra siberiana. Las teorías sobre la causa de la explosión han ido desde un meteorito, un cometa y, una vez más, el accidente de un OVNI.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme