El pánico se ha apoderado de la ciudad irlandesa de Bangor, después de que una mujer llamada Jackie grabara unas misteriosas luces rojas no identificadas bajo el agua. Aunque parezca provenir de dos fuentes separadas, se puede ver una especie de nube de luz irradiando mientras las rodea.

“¡¡¡Resuelve el misterio!! La residente local Jackie envió esta foto de misteriosas luces bajo el agua entre Stricklands Glen al oeste de Bangor en dirección hacia Belmont”, reza la descripción de la publicación de Bangor Life en Facebook. “Ella caminó alrededor para tratar de averiguar qué era. No hay evidencia de buceadores; Es decir, no hay burbujas y no queda nada en la línea de costa. Parpadeaban a veces, encendiéndose y apagándose a intervalos aleatorios. ¿Alguna idea de lo que podrían ser? ¿Es este el comienzo de una invasión extraterrestre?”

Jackie compartió el video con la página de Facebook de Bangor Life, con la intención de que alguien fuera capaz de identificar a qué pertenecían. Eve O’Connor, otro testigo, afirmó que las luces surgieron después de que se levantara una “extraña niebla”. Después de que se publicara el video, fueron muchos los usuarios que empezaron a especular sobre el verdadero origen del extraño avistamiento. Eve añadió que era como dos mantas rosadas en el agua que se concentraban en el medio.

“Pensé que tal vez era el sol abriéndose paso de una manera extrañamente específica”, explico Eve al periódico irlandés Belfast Live. “Creo en los acontecimientos sobrenaturales, pero si veo algo extraño, primero me gusta pensar en las razones lógicas que pueden estar detrás de esto.”

El buceador local Mark Piper dijo que se conoce perfectamente la zona, pero reconoció que no sabía que eran las misteriosas luces, aunque podrías ser cualquier cosa. Las luces se podían ver desde el área de Stricklands Glen en Bangor, a aproximadamente a más de 2 kilómetros de distancia. Una posibilidad es que el avistamiento podría haber sido causado por la luminiscencia, la emisión de luz por parte de un organismo vivo debajo del agua. Pero el origen de las luces aún no se ha confirmado. Por lo que la única posibilidad es que sean osnis, objetos submarinos no identificados.

En Expediente OVNI ya comentamos como estos objeto han sido avistados durante siglos en los mares, océanos y lagos de todo el mundo y como hay bases extraterrestres submarinas en las proximidades de estos avistamientos acuáticos. Esto nos lleva a deducir que en Bangor podría haber una de estas bases y que las cámaras han vueltos ha ser testigos de cómo entran o salen.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme