En enero de 2012, el consultor de la NASA, el Dr. Eric Norton, anunció que había toda una flota de naves tecnológicamente avanzadas que aparentemente esperaban en el lado oscuro de la Luna. Si bien Norton teorizó sobre cuáles podrían ser las intenciones de la flota, otros creyeron que era evidencia del programa “Solar Warden”, una flota espacial supuestamente secreta y operativa que tiene una presencia permanente en nuestro sistema solar y más allá. Su punto de lanzamiento es la Luna, donde existen y operan secretamente varias estaciones espaciales. Algunos creen que la directiva de “Solar Warden” es explorar y colonizar otras lunas y planetas. Sin embargo, otros afirman que su propósito es actuar como primera línea de defensa contra cualquier ataque potencial de razas extraterrestres.

La financiación de esta misión espacial secreta se realiza a través del llamado “presupuesto negro”, un presupuesto obtenido para las misiones espaciales más secretas desde fines de los años cincuenta.

Mona Lisa, un extraterrestre ni vivo ni muerto

Esto nos lleva directamente a la historia oficial de que las misiones Apolo terminaron con el Apolo 17. Pero en abril de 2007, el astronauta retirado William Rutledge dijo que las misiones continuaban en secreto con el nombre de “Proyecto Horizonte”. Mientras que las misiones Apolo 18 y 19 buscaban activamente presencia extraterrestre en la Luna, la misión Apolo 20, lanzada en 1976, fue mucho más lejos, aterrizando en el lado oscuro de nuestro satélite natural. Según Rutledge, además de encontrar los restos de bases extraterrestres, también hallaron un humanoide femenino que se encontraba en un extraño estado de animación suspendida, ni viva ni muerta. La tripulación del Apolo 20 la llamó, Mona Lisa. Rutledge explicó los detalles del incidente al reconocido investigador de ovnis italiano Luca Scantamburlo:

“No recuerdo quién nombró a la niña, Leonov o yo, (era) humanoide, hembra, de 1,65 metros”, revelo Rutledge. “Genitalizado, con pelo, con seis dedos (suponemos que sus matemáticas se basan en 12). Función: piloto, dispositivo de pilotaje fijo a dedos y ojos, y sin ropa. Tuvimos que cortar dos cables conectados a la nariz. No había fosas nasales. Leonov retiró el dispositivo ocular.”

mona lisa humanoide extraterrestre - Mona Lisa, la humanoide extraterrestre hallada en la Luna en 1976

El ex astronauta continúo explicando que las concreciones de sangre o líquido biológico surgieron y se congelaron de la boca, nariz, ojos y algunas partes del cuerpo. Otras partes se encontraban en condiciones inusualmente buenas (cabello) y la piel estaba protegida por una película delgada y transparente. Su condición no era ni viva ni muerta. Y lo más sorprendente fue que la telemetría recibida por los medicamentos de control de la misión fue positiva.

Del segundo cuerpo que encontraron, Rutledge dijo que estaba “destruido” aunque recuperaron la cabeza, de un color “gris azulado” y con algunos detalles extraños sobre los ojos. Quizás lo más interesante es que Rutledge también afirma que Mona Lisa no solo es muy real, sino que todavía está viva.

Los restos de una antigua civilización en la Luna

De la misma manera que las misiones del “Proyecto Secreto Redsun o viaje a Marte” habían sido una operación secreta de los Estados Unidos y los soviéticos, también lo fue la misión Apolo 20. Su destino preciso era la región de la luna llamado Delporte-Izsak, y una vez que llagaron descubrieron una nave espacial estrellada y los restos de una antigua ciudad abandonada, conocida como “Ciudad de la Luna” por el control de la misión.

Rutledge declaró que la Ciudad de la Luna (también llamada Estación Uno) parecía ser realmente basura espacial, llena de chatarra, partes de oro y solo una construcción parecía intacta, conocida como la catedral. Tomaron fotos de retos de metal, de cada parte con caligrafía, expuestas al sol. La ciudad parecía ser tan antigua como la misma Tierra, pero más pequeña.

En el interior de la nave espacial, que tenía aproximadamente 2 kilómetros de largo, encontraron signos de vegetación, así como extrañas rocas triangulares que parecían haber sido utilizadas para un propósito específico. También había extraños tubos que parecían albergar pequeñas criaturas vivientes, de aproximadamente 7 a diez centímetros de altura.

¿Es la Luna más que un satélite natural?

La revelación de Rutledge sobre la Mona Lisa nos lleva directamente a julio de 1970, cuando la revista soviética Sputnik publicó un artículo escrito por dos científicos rusos, Mijail Vasin y Alexander Shcherbakov, titulado “¿Es la luna, una creación de inteligencia extraterrestre?” No solo discutieron sobre la posibilidad de una presencia extraterrestre en la Luna, sino también que no era un objeto natural y, de hecho, había sido “colocada” en lo que es una órbita perfecta alrededor de nuestro planeta por seres altamente inteligentes.

humanoide extraterrestre luna 1976 - Mona Lisa, la humanoide extraterrestre hallada en la Luna en 1976

Hay algunas “anomalías” interesantes con respecto a la Luna que parecen sugerir que la teoría puede no ser tan loca como parece. Por ejemplo, el período orbital de la Luna es exactamente el mismo que el de la Tierra. Esto significa que siempre podemos ver el mismo lado de la Luna mientras el otro lado está permanentemente oculto. Otra cualidad única de nuestro satélite natural es que tiene la distancia correcta tanto para la Tierra como para el Sol, además de ser exactamente el tamaño correcto para causar un eclipse total, algo que no se repite en ningún otro lugar en el mundo conocido de la galaxia.

También hay preguntas sobre si la Luna es hueca, lo cual, si lo fuera, entonces sería artificial y no un satélite natural, como dice la ciencia. Cuando la misión Apolo 12 despegó para su viaje de regreso a la Tierra en noviembre de 1969, abandonaron intencionalmente su etapa de ascenso y la enviaron de regreso a la superficie de la Luna. Antes de irse, los astronautas instalaron equipos de grabación sísmica de alta tecnología, con la intención de monitorear su superficie. Sin embargo, los resultados no fueron los esperados. La Luna “reverberó como una campana durante más de una hora”, lo que sugiere que era hueca y, a su vez, artificial.

Lo último que se sabe es que William Rutledge tiene 78 años y vive actualmente en Ruanda. Debido a su avanzada edad, dice que no se siente amenazado por el secreto que juró mantener sobre los descubrimientos en la Luna. Sin duda alguna, se trata de una revelación sorprendente que algunos se la creerán y otros no. Por eso, en ultima instancia tu debes decidir si realmente Mona Lisa existió y nos han estado engañando sobre el verdadero origen de la Luna.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme