En agosto de 1951, una serie de inusuales luces aparecieron en el cielo nocturno de una ciudad de Texas durante semanas antes de desaparecer para nunca ser vistas de nuevo. La naturaleza inexplicable y errática de los rayos brillantes aterrorizó a los ciudadanos y las imágenes granuladas del incidente aún atraen la atención de científicos y teóricos de la conspiración por igual. Las luces fueron vistas por primera vez el 25 de agosto por la noche en Lubbock por un grupo de científicos que se encontraban en el patio de una colega.

Alrededor de las 21:20 hora local, el grupo fue testigo de algo que no pudieron explicar: de 15 a 30 brillantes luces azul verdosas que aparecieron en el cielo silenciosamente en formación de V. Desaparecieron tan rápido como aparecieron, pero regresaron una hora más tarde, esta vez en una forma más dispersa. Durante las siguientes semanas, cientos de otros habitantes aseguraron haber visto la formación de luces volando en silencio e increíblemente rápido a través del cielo. El libro del capitán de la Fuerza Aérea de los EE. UU., Edward J. Ruppelt, titulado “Informe sobre objetos voladores no identificados”, detallaba una serie de testimonios de personas que fueron testigos del incidente. Un granjero describió cuán aterrorizada estaba su mujer después de ver los objetos.

“Estaba justo después de que oscureciera, su mujer había salido al exterior para quitar algunas sábanas del tendedero”, describió Ruppelt en el libro. “Él estaba dentro de la casa leyendo el periódico. De repente, su mujer entro rápidamente en la casa… tan blanca como las sábanas que llevaba. La razón por la que estaba en este estado era que había visto un objeto grande deslizándose rápidamente y silenciosamente sobre la casa.”

La mujer lo describió como “un avión sin cuerpo” que tenía alas cubiertas de brillantes luces azules. Después de que llegasen más informes, algunos de los residentes decidieron que era hora de investigar el origen de estas luces. El grupo de científicos que vio las luces por primera vez comenzó una investigación informal, en la que midieron la velocidad y los ángulos de los misteriosos objetos y comprobaron los avistamientos. Descubrieron que los ovnis siempre se desplazaban de norte a sur.

Pero el incidente se popularizó después de que un estudiante universitario logró tomar una foto de las luces, que se publicaron en periódicos locales y revistas. Las imágenes causaron un gran debate, con personas que decían que eran un engaño mientras que los habitantes dijeron que eran los objetos que vieron.

extranas luces de lubbock - El misterio sin resolver de las extrañas luces de Lubbock

Entonces, ¿qué fue?

Expertos y las autoridades han ofrecido múltiples explicaciones a lo largo de los años, pero a día de hoy continúa siendo todo un misterio. La Fuerza Aérea afirmó que las luces no eran más que la parte inferior de un avión y otra investigación concluyó que en realidad fue causada por pájaros que reflejaban la luz de las nuevas farolas de Lubbock.

Pero aquellos que fueron testigos de lo imposible descartaron todas estas explicaciones, insistiendo en que los objetos se movían demasiado rápido para ser aves o aviones. Hasta el día de hoy, hay quienes creen que Lubbock fue visitado por ovnis de origen extraterrestre, y algunos testigos creyeron firmemente que lo que vieron durante esas pocas semanas en 1951 no fue de este mundo.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme