Con su creciente economía, China está alcanzando niveles nunca vistos en el ranking mundial: millones de angloparlantes y un turismo en auge. Sin embargo, a pesar de ser un poco más grande que los Estados Unidos con cuatro veces más personas, China se queda muy atrás cuando se trata de encuentros con extraterrestres. Hasta la fecha, solo una persona china, el leñador Meng Zhaoguo, afirma haber tenido relaciones sexuales con uno.

Encuentro extraterrestre confirmado

La historia comienza en junio de 1994, cuando Zhaoguo estaba trabajando en la tala de árboles y vio luces y destellos metálicos cerca de la montaña Fenghuang, en la provincia china de Liaoning. Cuando el humilde leñador fue a investigar lo que pensó que era un accidente de helicóptero, una entidad o fuerza desconocida le golpeó la cabeza, derribándolo instantáneamente.

“Pensé que un helicóptero se había estrellado, así que me dirigí para buscar chatarra”, dijo Zhaoguo al periódico The Huffington Post. “Algo me golpeó en la frente y me dejó inconsciente.”

Cuando llegó Zhaoguo, se encontró con una mujer alienígena alta, parecida a la humana, que describió como de más de 3 metros de altura y tenía seis dedos, pero por lo demás, se veía completamente como una humana. Otras variaciones de la historia dicen que el ser extraterrestre tenía las piernas cubiertas de piel.

meng zhaoguo leñador chino - Meng Zhaoguo, el leñador chino que tuvo relaciones sexuales con un extraterrestre

Lo que supuestamente sucedió a continuación supera los límites de la realidad. Zhaoguo fue teletransportado a su casa, donde tuvo un encuentro sexual durante 40 minutos con la visitante galáctica mientras su esposa y su hija estaban dormidas. Cuando la criatura espacial finalmente terminó, a Zhaoguo le quedó una misteriosa cicatriz en el muslo, una marca que, cuando fue investigada por un médico en septiembre de 2003, fue considerada extraña y no causada por una lesión o cirugía normal.

Sin embargo, el extraño incidente no acabo aquí, porque un mes después, Zhaoguo afirmó haber ascendido a través de una especie de columna de energía para visitar a los extraterrestres en su nave espacial. Cuando estaba a bordo, solicitó ver a su “amante alienígena” una vez más, una petición que fue rechazada. Mientras estaba en dicha nave, a Zhaoguo le dijeron que su hijo híbrido humano-extraterrestre nacerá en un planeta lejano dentro de 60 años.

“Me hablaron en chino, pero con un acento fuerte, y al principio me costó entender que eran refugiados. Al igual que yo, querían escapar de sus vidas anteriores, por lo que abandonaron su hogar moribundo”, explicó Zhaoguo.

Además del examen médico en 2003, Zhaoguo también fue sometido a una prueba de polígrafo que, según algunas fuentes, demostró que estaba diciendo la verdad. Uno de los aspectos más extraños de esta historia es el hecho de que el leñador chino aseguró que nunca ha oído hablar de ovnis o seres del espacio exterior hasta que tuvo la experiencia. La mujer de Zhaoguo le perdonó el encuentro sexual extraterrestre.

meng zhaoguo relaciones sexuales extraterrestre - Meng Zhaoguo, el leñador chino que tuvo relaciones sexuales con un extraterrestre

Foto de un OVNI sobre la montaña Fenghuang, en la provincia china de Liaoning, en julio de 2012.

Por otra parte, el Partido Comunista Chino nunca se ha pronunciado sobre la historia de Meng Zhaouguo y aunque muchos creen que es mentira, se ha considerado como hecho verdadero. Cierto o no, la vida de Meng Zhaouguo cambió después del incidente, dado que logró abandonar el pequeño pueblo donde vivía, trasladarse a Harbin, y trabajar en la Universidad de Ingeniería de Harbin.

También hay que decir que hay variaciones de esta historia en Internet, incluidas algunas que dicen que Zhaouguo ya estaba en su casa cuando tuvo lugar el encuentro sexual (en lugar de ser teletransportado desde la montaña Fenghuang). Para da igual como se explique, al final el leñador chino fue padre de una criatura hibrido-extraterrestre.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme