La Marina de los EE.UU. ha confirmado por primera vez que los videos descalcificados en 2017 que parecen mostrar ovnis son reales y contienen fenómenos que los militares aún no se pueden identificar. Los videos fueron publicados por el New York Times a partir de diciembre de 2017, y fueron grabados por pilotos de la Marina e investigados por la organización privada To The Stars Academy of Arts & Science (TTSA), fundada por el exvocalista y guitarrista de la banda Blink 182.

Un portavoz de la Marina de los EE.UU. dijo al sitio web The Black Vault que los videos son auténticos: la primera confirmación oficial por parte del ejército de que las imágenes muestran fenómenos de vuelo que no se pueden identificar, aunque la abreviatura OVNI (objeto volador no identificado) ya no se utiliza.

“La Armada designa los objetos contenidos en estos videos como fenómenos aéreos no identificados”, dijo Joseph Gradisher, el portavoz oficial del Jefe Adjunto de Operaciones Navales para la Guerra de la Información. “La terminología de ‘Fenómenos aéreos no identificados’ se utiliza porque proporciona el descriptor básico para los avistamientos/observaciones de aeronaves/objetos no autorizados/no identificados que se han observado entrando/operando en el espacio aéreo de varios campos de entrenamiento controlados por militares.”

Para ser claros, esto no significa que los videos muestren extraterrestres, o que la Marina de los EE.UU. sugiera que eso es lo que son. Solo significa que los fenómenos aéreos no identificados (UAP) son objetos que no se pueden identificar. La Marina ha utilizado previamente otro termino para estos objetos extraños: vehículos aéreos anómalos (AAV), y la documentación filtrada del Pentágono muestra que el ejército de los EE.UU. ha estudiado los misteriosos fenómenos durante varios años, aunque no concretaron.

“La Marina no ha publicado los videos al público en general», dijo Gradisher, sugiriendo que la tormenta mediática que ha provocado estos videos nunca formó parte del plan del Pentágono.

Todavía no se sabe el origen de estos misteriosos objetos, pero incluso el cambio en la terminología militar, y la confirmación pública de los fenómenos no identificados, ha sorprendido a algunos.

“Que la Marina esté usando el término ‘Fenómenos aéreos no identificados’ muestra que han ampliado lo que se espera que informen los pilotos de combate estadounidenses para investigar cualquier cosa desconocida en su espacio aéreo que en el pasado haya estado relacionada con un estigma”, dijo el experto en ovnis Roger Glassel a Motherboard. “Si estas investigaciones se deben a un interés en encontrar la causa del fenómeno OVNI, en un sentido de la ufología, o debido a la reducción de los riesgos de vuelo o para contrarrestar intrusiones no identificadas por adversarios conocidos, y la preparación para la sorpresa tecnológica, queda por verse.”

Pero lo que no comenta nadie, o no se atreven, es que tal vez todo este inusual movimiento e inesperado interés en el fenómeno OVNI forme parte de una agenda secreta, la gran revelación extraterrestre.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme