Los ganaderos en las zonas más remotas del este de Oregón no entienden cómo o por qué tantos bovinos en la región han muerto por mutilaciones que incluyen incisiones quirúrgicas, pero sin restos de sangre. Las misteriosas mutilaciones en Oregón han sido documentadas por al menos cuatro décadas. Pero recientemente los vaqueros han encontrado toros de raza pura, de repente muertos, con partes del cuerpo intrincadamente removidas, según ha publicado la cadena de televisión local Oregón Public Broadcasting.

Algo similar sucedió en la ciudad de Pendleton durante la década de 1980, cuando el ganadero Terry Anderson tenía una vaca cuyo órgano mamario había sido extirpado. Y este verano en el extenso Rancho Silvies Valley, cinco jóvenes toros Hereford fueron encontrados muertos, sin lengua ni genitales. Cuando el vicepresidente del rancho, Colby Marshall, llevó a los periodistas hasta el lugar, encontraron el toro muerto en el suelo, pero no había pájaros carroñeros u otros animales comiendo la carne.

Marshall explicó que no entendía la muerte súbita del ganado, ya que es poco probable encontrar tales animales en lugares remotos, completamente sanos y lograr una mutilación perfecta. Dan Jenkins es un ayudante del sheriff en el condado de Harney y ha estado investigando las muertes de ganado. Recibe llamadas de personas que dicen que los extraterrestres podrían ser los culpables.

Incluso National Geographic entrevistó a un ganadero que aseguró haber visto una luz brillante en el cielo una noche antes de que uno de sus reses fuera mutilado sin huellas en la nieve, ni rastro de sangre. Él cree que los extraterrestres secuestraron a su vaca, la llevaron al espacio, le quitaron los genitales y la lanzaron nuevamente a su propiedad donde la encontraron.

misteriosas mutilaciones de ganado - Investigan misteriosas mutilaciones de ganado en Oregón

Mientras tanto, al otro lado del mundo, los investigadores están tratando de descubrir cómo docenas de vacas y bueyes están siendo victimas de “ataques» similares en Queensland, Australia. Y en Katmandú, Nepal, varias reses murieron repentinamente mientras sangraban por cada orificio.

Desde el oeste de los Estados Unidos hasta el sur de Arizona y desde Australia hasta las granjas en Katmandú, el ganado está muriendo misteriosamente por mutilaciones. Y lo peor de todo es que después de décadas de investigaciones, nadie tiene la respuesta, por lo menos lógica y racional. Por lo que solo nos queda pensar en la posibilidad de extraterrestres.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme