Los avistamientos de ovnis observados por muchos testigos suelen ser los mejores y más importantes, ya que el testimonio de múltiples personas lo hacen aún más creíbles. Uno de estos avistamientos es el de unas extrañas esferas sobre las Islas Canarias en 1976. Y no solo fue presenciado por varias personas, sino que también tiene una vinculación con los extraterrestres, o al menos la vida no humana. Los testigos fueron militares, policías, médicos, turistas y ciudadanos anónimos. En definitiva, uno de los mejores y bien documentados avistamientos OVNI de la historia.

El incidente fue investigado por los militares, sin embargo, no se dio a conocer completamente hasta la desclasificación de los archivos OVNI del gobierno español en 1994. Tal vez sea uno de los encuentros OVNI más creíbles de la historia.

Miles de personas fueron testigos de extrañas esferas

En la noche del 22 de junio de 1976 los habitantes de las Islas Canarias (Tenerife, La Palma y La Gomera) vieron e informaron de extrañas luces en el cielo. Se trataba de cientos de avistamientos, aunque los titulares de los periódicos del día siguiente informaron que “miles de personas” habían visto un fenómeno realmente extraño. Las luces en sí mismas realzaban maniobras imposibles para cualquier avión conocido. Y, además, estos movimientos no eran de ningún objeto volador conocido. Sin embargo, los informes más extraños eran de aquellos que afirmaban haber visto seres extraterrestres dentro de los misteriosos objetos.

La Fuerza Aérea Española investigó el extraño incidente y entregó un informe básico de lo ocurrido al popular periodista y ufólogo J. J. Benítez. Si bien Benítez realizó su propia y extensa investigación, no fue hasta la descalcificación de los archivos militares en 1994 sobre el caso que se hizo público. Todo comenzó cuando la corbeta Atrevida detectó la presencia de extrañas luces en el cielo el 22 de junio de 1976 a las 21:27 hora local. Según informaron, “una intensa luz amarillenta-azulada” se dirigía en su dirección desde la costa canaria. Pero poco después un rayo luminoso comenzó a girar en las esferas. Después de dos minutos, el rayo desapareció y, en su lugar, se formó un gran halo de luz amarillenta-azulada. El objeto permaneció durante cuarenta minutos sobre la corbeta a plena vista de toda la tripulación. El informe naval continúa diciendo que “la luz se dividió en dos partes” dos minutos después de que apareciera por primera vez el “gran halo”. La parte más pequeña se movería por debajo del halo, mientras que la parte más grande parecía subir en una espiral, rápida e irregular antes de desaparecer.

esferas extraterrestres canarias - El incidente de las esferas extraterrestres de las Islas Canarias en 1976

Fotografía del fenómeno sobre las Islas Canarias el 22 de junio de 1976.

Avistamientos civiles

Varios minutos después de este encuentro detallado por la corbeta Atrevida, comenzaron los avistamientos de civiles. Y estos informes provienen de todo tipo de personas, incluidos profesionales como médicos y docentes, que, con razón o sin ella, siempre son más creíbles. Sin aviones militares o civiles esa noche, no debería haber nada en el cielo.

Hubo dos tipos de avistamientos por parte de las personas. Unos aseguraron ver un gran objeto de intensa luz amarillo-azul similar a lo que vio la tripulación del Atrevida. Y después estaban los avistamientos del objeto más pequeño, parecido a una esfera, que albergaba varias entidades extraterrestres.

La historia del Dr. Francisco Padrón León

Pero sin duda el informe del Dr. Francisco Padrón León es el más interesante. El Dr. León, que en esos momentos vivía en la ciudad de Guia, afirmó que se dirigía, en un taxi, a una visita de emergencia en Las Rosas. Mientras conducían a lo largo de la carretera, los faros del taxi iluminaron un misterioso objeto esférico delante de ellos. No podían saber si el objeto flotaba en el cielo o se encontraba en el suelo, pero sin duda estaba allí. Cuando ambos hombres miraron atentamente el extraño objeto, pudieron ver que estaba hecho de material cristalino y era completamente transparente, por lo que pudieron observar lo que había en su interior. Se trataban de estrellas y en el medio del interior de la nave había un panel de control hecho de material brillante similar al aluminio. A cada lado de este panel había dos figuras humanoides vestidas completamente de rojo, cada una entre dos y tres metros de altura.

extraterrestres islas canarias - El incidente de las esferas extraterrestres de las Islas Canarias en 1976

La esfera comenzó a agrandarse hasta que se convirtió en el tamaño de una “casa de veinte pisos”. Sin embargo, el panel de control y los dos humanoides permanecieron del mismo tamaño. A medida que crecía, se elevaba en el aire. El lugar donde se dirigía el médico se encontraba a tan solo unos metros de distancia. El Dr. León bajó del vehículo mientras la nave seguía subiendo, y ordenó al taxista que saliera. Todos vieron como la esfera crecía. Finalmente, a una gran velocidad, salió disparada en dirección a Tenerife.

El incidente es verdadero y demostrado

Uno de los miembros de la familia dentro de la casa que esperaba la visita del Dr. León explicó que, justo antes de que llamara a la puerta, su televisor de repente se quedó en blanco. Al mismo tiempo, los perros de la familia comenzaron a ladrar y gruñir. Cuando miraron afuera, confirmaron los detalles ofrecidos por el doctor y el taxista. Incluyendo la presencia de dos figuras humanoides dentro de la nave, y su repentino crecimiento y desaparición.

Hubo varios otros avistamientos en 1976. Sin embargo, ninguno de ellos coincidió con el detalle ofrecido por el Dr. León. Además, el comandante general de la Fuerza Aérea Española que asignó la investigación reconoció que se trataba de un hecho verdadero y comprobado.

“El hecho de que un fenómeno aéreo muy extraño y peculiar haya ocurrido la noche del 22 de junio es verdadero y comprobado, por increíble que parezca su comportamiento y condiciones.”

No se sabe si tiene relación con los incidentes de 1976, pero casi exactamente un año antes, el 30 de junio de 1975 se produjo otro avistamiento OVNI sobre la región. Y al igual que el avistamiento de 1976, hubo múltiples testigos con cargos o profesiones de cierta responsabilidad.

esferas extraterrestres canarias 1976 - El incidente de las esferas extraterrestres de las Islas Canarias en 1976

Lugar donde ocurrieron los acontecimientos de 1976

Laurance Rockefeller investigó el OVNI de Gáldar

Laurance Rockefeller, fallecido en 2004, financió un estudio sobre el incidente ocurrido en Gáldar, en el norte de Gran Canaria. Y de entre otras conclusiones, el informe determinó que se tiene la mejor evidencia disponible. El estudio tardó en hacerse. Fue en 1999. Laurance Rockefeller remitió copia a la Casa Blanca y Congreso de Estados Unidos para ofrecer más información sobre los ovnis. En la actualidad, el documento original titulado “Documento de información sobre objetos voladores no identificados: la mejor evidencia disponible” está bajo el control de las autoridades norteamericanas (puedes descargar el documento aquí).

Fue redactado por el experto en fenómenos aéreo Don Berliner. También participaron el periodista J. Antonio Huneeus y Marie Galbraith, la esposa Evan Galbraith (quien fue representante de EE.UU. para UE y la OTAN de Donald Rumsfeld entre 2002 y 2007).

En este caso se llegó a la conclusión de que, después de analizar todos los casos similares en ese período de tiempo, deberíamos pensar seriamente en la necesidad de considerar la posibilidad de aceptar que una nave de origen desconocido, propulsada por una energía igualmente desconocida, apareció sobre las Islas Canarias.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme