La paradoja de Fermi es uno de los rompecabezas más desconcertantes a la que se enfrentan los astrónomos. Según esta hipótesis, el universo es tan grande y gigantesco con innumerables planetas habitables, pero hasta ahora, los humanos nunca se han encontrado con extraterrestres. Pero ahora, como una posible explicación a esta paradoja, un físico ha afirmado que los seres humanos nunca encontrarán vida extraterrestre porque la destruirá accidentalmente.

En un reciente estudio reciente publicado en Arxiv, el físico teórico Alexander Berezin, del Centro Nacional de Investigación de Tecnología Electrónica (MIET) en Rusia, afirma que los humanos pueden destruir accidentalmente la presencia extraterrestre sin siquiera darse cuenta. Según Berezin, los humanos pueden ser los primeros seres vivos en alcanzar la capacidad de los viajes espaciales interestelares. Y cree que los primeros seres vivos que logren este avance tecnológico erradicarán todo tipo de competencia para impulsar la expansión de su especie.

Sin embargo, Berezin argumentó que este proceso de erradicación no será intencional, sino puramente accidental por naturaleza.

“Ellos simplemente no se dará cuenta, de la misma manera que un grupo de seres humanos excava un terreno para construir un edificio y en el proceso destruye un hormiguero”, explica Berezin en su publicación titulada “Primero en entrar, último en salir: una solución a la Paradoja de Fermi”. “No lo hace por maldad o conquista, sino porque desde su perspectiva ni siquiera sabe qué está ahí, o no piensa en las hormigas como una especie con la que establecer contacto y sentarse a hablar.”

Berezin reveló que los humanos serán el equipo de construcción y no la hormiga en el escenario mencionado anteriormente. El físico también añade que esta aniquilación de la vida extraterrestre podría suceder simplemente porque los humanos, y nuestras tecnologías, se vuelven demasiado poderosas.

“Una inteligencia artificial puede potencialmente poblar todo el supercúmulo con copias de sí misma, convirtiendo cada sistema solar en una supercomputadora”, escribió el físico. “Y no sirve de nada preguntar por qué haría eso. Todo lo que importa es que se puede.”

La verdad es que se trata de un futuro aterrador debido a que seremos los primeros en llegar a los viajes interestelares, y lo más probable es que seamos los últimos en salir.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme