Parece ser que los astrónomos están más cerca de resolver uno de los mayores misterios del Universo. Se han detectado ocho nuevas ráfagas rápidas de radio (FRB) repetitivas procedentes del espacio profundo. A principios de 2019, solo una de estas misteriosas señales, FRB 121102, era conocida por parpadear repetidamente. En enero, los científicos informaron una segunda repetición (FRB 180814).

El nuevo estudio que será publicado en la revista Astrophysical Journal Letters y disponible desde el 9 de agosto en arXiv.org, describe ocho nuevas señales repetidas detectadas por el radiotelescopio canadiense Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME, por sus siglas en inglés). Esto hace un total de 10 FRB conocidas. Significa que los astrónomos ya disponen de una base de datos estadística de las señales, lo que podría ayudar a descubrir su verdadero origen.

Las ráfagas rápidas de radio son ciertamente desconcertantes. Se detectan como picos en los datos de radio, que duran solo unos pocos milisegundos. Pero, en ese momento, pueden descargar más energía que 500 millones de soles. La mayoría de FRB solo se detectan una vez y no se pueden predecir, por lo que seguirlas hasta su origen es realmente complicado, pero no es imposible.

“Definitivamente hay una diferencia entre las fuentes, y algunas son más prolíficas que otras”, dijo el físico Ziggy Pleunis, de la Universidad McGill, a ScienceAlert. “Ya sabíamos por FRB 121102 que las ráfagas pueden estar muy agrupadas: a veces la fuente no explota durante horas y horas y de repente obtienes múltiples ráfagas en poco tiempo. Hemos observado lo mismo para FRB 180916.J0158+65, para lo cual informamos diez ráfagas en este estudio.”

Por otro lado, seis de los FRB mencionadas en el estudio solo se repitieron una vez, y la pausa más larga entre las señales fue de más de 20 horas. El octavo (FRB 181119) se repitió dos veces después de la detección inicial, haciendo ping un total de tres veces.

“Creo que es tan sorprendente que la naturaleza produzca algo así”, dijo Pleunis. «Además, creo que hay información muy importante en esa estructura que solo tenemos que descubrir cómo codificar y ha sido muy divertido tratar de descubrir qué es exactamente eso.”

nuevas senales extraterrestres - Detectan ocho nuevas señales extraterrestres procedentes del espacio profundo

Todavía no se sabe muy bien lo que significan estas señales, pero en 2017, el profesor Avi Loeb, del centro de astrofísica Harvard-Smithsonian en los EE. UU., argumentó que los FRB podrían ser evidencia de una tecnología extraterrestre increíblemente avanzada. Propuso que las señales podrían ser fugas de transmisores extraterrestres del tamaño de un planeta. En lugar de estar diseñados para la comunicación, lo más probable es que se usen para propulsar naves espaciales gigantes impulsadas por velas ligeras. Una vela ligera funciona haciendo rebotar la luz, o en este caso haces de radio, desde una enorme lámina reflectante para proporcionar propulsión.

“Vale la pena contemplar y comprobar un origen artificial”, dijo el profesor Loeb en un artículo publicado en la revista Astrophysical Journal Letters.

Por desgracia, estamos seguros que, aunque los astrónomos descubran que su origen es extraterrestre no lo reconocerán públicamente, y nos dirán que se trata de alguna estrella o algo parecido, como siempre hacen.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme