En 2015 que una misteriosa roca similar a un platillo volador fue desenterrada en una mina de carbón en la ciudad de Belovo, al sur de Kémerovo, Rusia. Curiosamente, este OVNI tenía un diámetro de 1,2 metros y pesaba aproximadamente 200 kilogramos. Ahora, cuatro años después del descubrimiento, continúa la polémica sobre su descubrimiento.

El popular ufólogo Scott C. Waring asegura que es una nave exploradora extraterrestre que visitó nuestro planeta en el pasado. En una reciente publicación en su blog ‘ET Data Base’, Waring dice que estas naves más pequeñas generalmente forman parte de una nave nodriza gigante como un escudo protector.

“Creo que lo que han encontrado es una nave OVNI no tripulada”, escribe Waring. “Estos drones más pequeños se utilizan como exploradores para mantener a salvo a las naves más grandes. A menudo, un OVNI tendrá estos pequeños exploradores o incluso orbes del tamaño de pelotas de béisbol más pequeños que giran alrededor nave nodriza, como un escudo protector. Muchos de estos discos ovnis se han encontrado en todo el mundo, siempre pesados ​​y parecen estar hechos de piedra. Sin embargo, no creo que sea una piedra real, sino un micro material de nanobots condensado que fortalece el OVNI, como la piedra, pero en realidad es una red compleja.”

Waring también agrega que aprender más sobre estas naves voladoras caídas podría ayudar a saber más sobre la tecnología avanzada que los extraterrestres han estado utilizando durante años para materializar los viajes interestelares.

Cunado fue descubierto en 2015, quien halló el misterioso objeto explicó al medio ruso RT que el conductor de la excavadora le avisó de que había encontrado un objeto inusual en la superficie del carbón. Cuando llegó vio lo que parecía ser un escudo. Pero cuando lo levantaron observaron atónitos que era similar a un OVNI. Hasta el momento nadie ha sido capaz de encontrar el verdadero uso del misterioso objeto.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme