Hace más de 50 años, más concretamente en mayo de 1964, un hombre llamado Jim Templeton hizo una fotografía que se convertiría en una de las imágenes más misteriosas de la historia. En mayo de 1964, Jim Templeton, su mujer y su hija se encontraban disfrutando de un solado día en el prado de Solway, en el noroeste de Inglaterra.

Jim era un amante de la fotografía y, como todos los nuevos padres, su principal motivación era su hija Elizabeth, que tenía cinco años en ese momento. Esa tarde tomó tres fotos, y cuando fue a revelarlas, descubrió que en la mejor imagen de su hija había alguien más presente. El único problema era que no había nadie en ese lugar y en esos momentos con ellos. Jim estaba completamente seguro de que los tres estaban solos ese día. Entonces, ¿quién o qué era la misteriosa presencia detrás de su hija?

La curiosa fotografía fue publicada en un periódico local en Cumberland el 12 de junio de ese mismo año, y al día siguiente, otros medios más importantes se hicieron eco como Daily Mirror y Daily Express. Como se esperaba, la foto llamó la atención de curiosos, ufólogos e investigadores paranormales que intentaban resolver el misterioso ser en la fotografía.

Tras la publicación de la imagen en varios periódicos, se propusieron varias teorías diferentes. Sin embargo, ninguna explicaba la imagen. Una de las teorías más extrañas que se propusieron fue que una nave extraterrestre había aterrizado en ese lugar y que tanto la propia nave como los alienígenas estaban protegidos por algún tipo de dispositivo de camuflaje, que los hacía imperceptibles para el ojo humano, pero no para la cámara. Esta hipótesis fue poco a poco desarrollándose y rápidamente se convirtió en una teoría de la conspiración. Pero lo más misterioso ocurrió poco después de que la imagen se publicara en los periódicos, cuando los Hombres de Negro visitaron a Templeton, quien le pidieron que los llevara a la zona exacta donde ocurrieron los hechos.

astronauta de solway - El astronauta de Solway: una de las fotografías más inexplicables jamás tomadas

Templeton explicó que los dos misteriosos hombres únicamente se identificaron como “Número 9” y “Número 11” y le dijeron que trabajaban para el gobierno. Después de llevar a los hombres al sitio donde se tomaron las fotografías, Templeton dijo que cuando explicó que no había visto la figura personalmente, estos se enfadaron y desaparecieron. En septiembre de 1964, Templeton reconoció que los dos hombres no eran agentes gubernamentales.

Buscando una explicación

Tratando de resolver el misterio, Jim llevó la fotografía y el negativo a Kodak, para que pudieran comprobar si el original había sido manipulado o si contenía algún tipo de error fotográfico. Sin embargo, ningún experto pudo explicar la presencia de la misteriosa figura, y las pruebas demostraron que la fotografía era auténtica y no había sido manipulada. La compañía fotográfica incluso ofreció un premio de fotografías gratis de por vida a cualquier persona que pudiera demostrar lo contrario. Que se sepa, nadie reclamo el premio, pero más de cincuenta años después del incidente, algunas personas siguen interesadas en este misterio.

Otros “extraterrestres”

Para añadir más misterio al asunto, poco después de que se hiciera publica la foto de Templeton, el lanzamiento de un misil balístico Blue Streak fue abortado en el campo de pruebas de Woomera, en el sur de Australia. El lanzamiento fue abortado por la presencia de dos enormes figuras en el campo de pruebas. Los técnicos que se encontraba ese día en el lanzamiento afirmaron que los seres eran exactamente iguales a la de la imagen de Templeton.

el astronauta de solway - El astronauta de Solway: una de las fotografías más inexplicables jamás tomadas

La explicación escéptica

En 2014, el periodista de investigación David Clarke explicó que la misteriosa figura que estaba detrás de la hija de Templeton era probablemente su mujer Annie, quien estaba presente en ese momento y aparecía en otras fotografías tomadas ese día. Annie aparece arrodillada en el prado, vestida con un traje azul claro sin mangas. La sobreexposición hace que el traje parezca casi blanco, pero si se aumenta el contraste y si se corrige el color, se puede apreciar que el vestido tiene un gran abrigo.

La explicación, según Clarke, para esto es que la cámara réflex de Templeton requería un enfoque manual, por lo que prestó toda la atención en el rostro de su hija. Si su mujer hubiera estado más atrás, Jim no lo habría apreciado. Lo que está claro es que Jim no podía ser, porque estaba haciendo la foto, su hija tampoco, porque aparece en primer plano, entonces solo puede ser Annie. Si además la ropa y el color del cabello coinciden, parece evidente cual es el origen.

Cabe decir que esta es la explicación de los escépticos, pero para los ufólogos, este es un caso claro de un ser de otros mundos. Jim Templeton, murió el 27 de noviembre de 2011, pero su instantánea continúa creando un gran revuelo entre los amantes del misterio.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme