En los anales de misterios inexplicables, la Anomalía del Mar Báltico es uno de los hallazgos más extraños en nuestros océanos de la última década. El descubrimiento ocurrió en 2011 cuando un equipo de exploración acuático llamado Ocean X se encontró con una inusual formación a 90 metros debajo de la superficie, frente a la costa de Suecia. Tras una primera investigación, los buzos y el equipo de superficie informaron de fallas en el funcionamiento de su equipo eléctrico cuando se encontraban a 200 metros del objeto, lo que parecía tener una forma, por extraño que pareciera, al Halcón Milenario de Star Wars.

Peter Lindberg y Dennis Åsberg se encontraron con la gigantesca masa de 54 metros de diámetro el 19 de junio de 2011, mientras rastreaban el Báltico y observaban imágenes de sonar del fondo marino. Rápidamente detectaron la anomalía debido a su forma circular y sus salientes distintivamente rectos. Además del misterio parecía haber un rastro extenso, lo que algunos especularon que podría ser la evidencia de que se trataba del aterrizaje forzoso de un OVNI.

EL documental de la Anomalía del Mar Báltico

Poco después de su descubrimiento, Lindberg y Åsberg se dispusieron a crear un documental que describía sus intentos de sumergirse y estudiar la anomalía. Los dos aprovecharon su influencia de una exploración anterior, en la que recuperaron un alijo de champán de un naufragio de 1907 que se vendió a precios récord en la reconocida casa de subastas inglesa Christie’s. Esto les permitió embarcarse en el audaz esfuerzo de investigar la anomalía del Báltico, que esperaban que fuera una nave espacial extraterrestre o una estructura secreta nazi de la Segunda Guerra Mundial.

Al observar la imagen del sonar, la anomalía mostró características interesantes que parecían distinguirla de una formación de roca natural. Los exploradores señalaron lo que parecía ser una escalera y un agujero redondeado rodeado por un marco cuadrado, ya que para ellos eran características distintivamente artificiales. El equipo regresó a la superficie con muestras del objeto que luego fueron analizadas por Volker Brüchert, profesor asociado de geología en la Universidad de Estocolmo.

“Me sorprendió, cuando investigué el material, encontré una gran piedra negra que podría ser una roca volcánica”, dijo Brüchert. “Mi hipótesis es que este objeto, esta estructura se formó durante la Edad de Hielo hace muchos miles de años”.

Pero a pesar de su análisis, Brüchert dijo que era posible que las muestras que recogieron estuvieran ocultando algo artificial, y el equipo de Ocean X estaba convencido de que ese era el caso. Querían volver a bajar y conseguir pruebas definitivas, aunque sería difícil obtener los fondos. Por desgracia, los medios de comunicación que originalmente afirmaron que el descubrimiento podría ser una nave extraterrestre, cambiaron rápidamente las noticias desacreditando la anomalía. Esto evitó que Lindberg y Åsberg consiguieran financiación para determinar si es definitivamente natural o artificial.

Estructuras nazis de la Segunda Guerra Mundial

Se ha explorado menos del cinco por ciento de los océanos y mares del planeta, y aunque el Báltico es un mar interior de agua salobre, fue realmente importante durante la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, el mar Báltico creó un límite natural entre la Unión Soviética Aliada, la escandinava neutral y las potencias del Eje del Tercer Reich. No hace falta decir que fue un epicentro de la actividad naval, principalmente en la batalla para controlar los estados bálticos de Lituania, Estonia y Letonia.

En la lucha por el control de las zonas, se colocaron innumerables minas y se emprendió una guerra naval para proteger rutas de envío clave, especialmente para los alemanes que dependían de un suministro de mineral de hierro importado de Suecia. Durante este tiempo, se cree que los alemanes construyeron estructuras submarinas para codificar las señales de comunicaciones y posiblemente interrumpir las minas enemigas.

¿Podría esto explicar por qué los equipos eléctricos del equipo Ocean X fallaron a 200 metros de la anomalía? Los alemanes supuestamente también dirigieron un programa secreto, que intentó crear platillos voladores, lo que llevó a algunos a plantear la posibilidad de que este sea el lugar del accidente de un OVNI nazi.

anomalia del mar baltico - La Anomalía del Mar Báltico, ¿ovni estrellado o una formación de roca natural?

Actualización de la Anomalía del Mar Báltico

Lindberg y Åsberg no han publicado ninguna actualización de la página de Ocean X desde hace años, sin embargo, un video de YouTube de 2012 parece mostrar otro viaje a la anomalía en un vehículo submarino. Desafortunadamente, el video no proporciona muchas respuestas, ni siquiera visualmente distintivas, ya que hay mucha arena y polvo. Sin embargo, hay un momento en que se puede apreciar como una de las paredes de la anomalía es demasiado suave y bien formada para ser una característica natural.

Y a esto le debemos sumar como las pruebas de muestras de roca mostraron limonita y goethita. Según algunos geólogos, estos metales no pueden encontrarse de forma natural en una formación de roca submarina en la parte inferior del mar Báltico. Otros expertos en la materia lo han comparado con las estructuras de Yonaguni en la costa de Japón. Ubicadas a solo 25 metros de la costa de la isla Yonaguni Jima, estas antiguas ruinas son motivo de controversia en la comunidad arqueológica.

¿Podrían estas estructuras tener alguna relación con la Anomalía del Mar Báltico? A menos que Lindberg y Åsberg encuentren un patrocinador para financiar su exploración, nunca lo sabremos.

Publicar un comentario nuevo

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme